Receta de pollo con salsa de tomate picante

Receta de pollo con salsa de tomate picante

Para la receta de hoy, he partido de una receta clásica de salsa para la pasta y he sustituido los espaguetis o fetuccini por unas pechugas de pollo cortadas en tiras y el resultado ha sido este plato de pechugas de pollo con salsa de tomate picante o pechugas de pollo all’ arrabbiata que ha quedado tan exquisito, que me he decidido a publicarlo y contároslo inmediatamente.

La salsa All’ Arrabbiata es una salsa picante basada en el tomate pero si lo preferís más suave podéis hacer la misma receta utilizando menos ajo y guindilla o incluso sustituyendo toda la salsa por pisto, con un resultado más dulzón pero igualmente riquísimo. Ya me contaréis cómo os aplauden en casa cuando la preparéis. ¡Ah! Y preparad pan que la salsa está impresionante.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo
  • Pimiento verde italiano 1
  • Diente de ajo 1
  • Guindilla fresca 1
  • Vino blanco 150 ml
  • Tomate concentrado 1 cucharada sopera
  • Tomate (Pelado y sin semillas) 450 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer pechugas de pollo con salsa de tomate picante o pechugas de pollo all’ arrabbiata

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 3m

Empezamos preparando el pollo, que cortamos en tiras gruesas. Freímos las tajadas de pollo a fuego fuerte hasta que se doren en el exterior y los reservamos mientras preparamos la salsa picante de tomate. En la misma sartén donde hemos dorado el pollo, -añadiendo un poco más de aceite de oliva-, freímos los ajos y los pimientos muy picados.

Cortamos los tomates y los pasamos a la sartén y dejamos que todo se poche hasta que los tomates prácticamente se deshagan. Entonces añadimos el vino blanco y las guindillas y dejamos reducir. Cuando empieza a espesar, añadimos el concentrado de tomate y probamos para ver si está bien picante o necesitamos añadir más guindilla o más ajo.

Cuando la salsa esté a nuestro gusto, retornamos los trozos de pollo a la sartén y dejamos que el conjunto cueza durante unos diez minutos para que los trozos de pollo tomen todo el sabor y queden bien jugosos. Decoramos con unas hierbas aromáticas y llevamos a la mesa en la misma sartén donde lo hemos cocinado.

 

Fuente: directoalpaladar.com