Cómo hacer palomitas de maíz en el microondas

Cómo hacer palomitas de maíz en el microondas

Snack imprescindible e íntimamente ligado a las salas de cine, donde el olor de las palomitas de maíz golpea con fuerza según se cruza el umbral de sus instalaciones. Muy fáciles de preparar en casa, más aún si se hacen en el microondas, también son más saludables porque controlamos la cantidad y calidad de grasa y sal a añadir.

Por lo general las palomitas de maíz que compramos en el cine (también en el supermercado) contienen grasas añadidas de dudosa calidad, un exceso de sal considerable, azúcares y otros ingredientes necesarios para su elaboración industrial. Algo de lo que nos podemos alejar comprando el maíz en grano directamente, unas bolsas de papel (tipo kraft) y dándole uso a nuestro microondas. Sin ensuciar ni un cacharro.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Maíz en grano 120 g
  • Sal (1/2 cucharadita) g
  • Aceite de oliva virgen extra (1 cucharadita) ml

Cómo hacer palomitas de maíz en el microondas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total m
  • Elaboración m
  • Cocción m

 

Colocamos el maíz en grano en un recipiente hondo y añadimos la sal y el aceite. Mezclamos bien y repartimos en bolsas de papel. El número de bolsas a usar dependerá de su tamaño. El maíz aumenta de tamaño al explotar, así que es importante dejar suficiente hueco en cada bolsa para que crezcan.

Cerramos las bolsas doblando el extremo de apertura sobre sí mismo y plegando las esquinas. Después, con ayuda de unas tijeras, hacemos unos cortes a modo de pestañas, que servirán de cierre de seguridad. En el vídeo se ve perfectamente el proceso, por si no queda claro con estas explicaciones.

Introducimos las bolsas en el microondas, tumbadas sobre la bandeja, y programamos dos minutos a máxima potencia (750-800W). Puede que necesitemos algunos segundos más o podría bastarnos un poco menos. En cualquier caso ajustamos el tiempo sobre la marcha.

Cuando las palomitas estén listas esperamos unos minutos antes de abrir las bolsas. Todavía podrían estallar algunas más. Igualmente, no os extrañéis si no han explotado todas. Esto es perfectamente normal. Éstas se pueden introducir en otra bolsa y repetir el proceso.

Fuente: directoalpaladar.com