Existe un concurso de Google que premia a las jóvenes promesas de la programación a nivel mundial. Se llama Google Code In y en su edición más reciente (noviembre de 2016) dejó como único ganador a Nji Collins Gbah, un niño camerunés de 17 años.

Sin embargo, lo interesante de esta historia -más que el país de origen de Gbah- son las condiciones socieconómicas que rodearon a este chico, considerado desde ahora como todo un futuro de la programación. Gbah proviene de un pueblo en donde ni siquiera hay conexión a internet, pero como no todo son las herramientas (también se necesita talento), él pudo sobresalir y obtener un puesto entre los 34 ganadores. El concurso Google Code In ha contado con más de 1.300 estudiantes de 62 países distintos.

Durante las siete semanas que duró, Gbah pudo completar más de 20 tareas relacionada con la codificación, la investigación, la documentación, el control de calidad y la mejora de las interfaces de los usuarios de OpenMRS, un sistema de registro médico para países en vías de desarrollo, que fue el que le permitió demostrar sus habilidades. En el blog del concurso, Gbah comentó que estaba ansioso y que “decidí participar con OpenMRS porque la idea de escribir códigos para salvar vidas me parecía totalmente increíble. Quería ser parte de esto”.

Pero entonces ¿cómo aprendió a programar? Claramente no ha sido un camino fácil, si tenemos en cuenta que todos sus conocimientos de programación se derivan de lo que ha podido ver en internet, cuando logra acceder a una red, y de lo que ha leído en libros. Además de luchar contra esta dificultad, Gbah se ha visto obligado a viajar a Yaundé, la capital de Camerún, donde ahora vive con familiares lejanos para poder continuar con sus estudios.

De hecho, como si lo anterior no fuera suficiente, un día antes de que se cerrara el plazo para las inscripciones al Google Code-In, el gobierno de Bamenda (su pueblo natal) restringió el acceso completo a internet en la zona donde vivía con sus padres; aunque él ya había enfrentado múltiples cortes de la red anteriormente. Organismos internacionales de la talla de las Naciones Unidas opinaron que estas restricciones son un atentado contra la libertad de expresión, y aunque las personas han protestado, el gobierno asegura que no tiene nada que ver con esta situación.

En todo caso, esperamos que Nji Collins Gbah continúe con su sueño de convertirse en el mejor programador y que otras puertas del sector tecnológico se abran para él. Sin duda alguna, es todo un ejemplo de superación.

Fuente: http://www.enter.co/


Wifi mouse, es una aplicación que nos permite transformar fácilmente el teléfono en un dispositivo de entrada de ordenador, es decir convertirlo en ratón, teclado, pantalla táctil y hasta dispositivo de juego.

Esta aplicación facilita el manejo del computador ya que todo sea realiza de forma inalámbrica, entonces convertimos nuestro teléfono en un controlador de la computadora, funciones como:

• controlar una presentación

• Hacer el uso de reproductor multimedia

• Navegar en Internet

• Escribir texto con nuestra voz

• Simular el movimiento del ratón, arrastrar y soltar, seleccionar texto

• Utilizar plataformas como netflix, spotify Etc.

¿Como utilizar esta app?

1. Descargar WiFi Mouse en nuestra tienda de Android o iOS.

2. Descargar en nuestro computador el programa wifi mouse (De la página oficial de la aplicación) no pesa más de 500Mb, sirve para Windows / Mac / Linux.

3. Ejecutar el programa en el computador y abrir la aplicación en el teléfono, y luego se le da en conectar y listo. Toda la conexión funciona por medio de la Ip de nuestro proveedor de internet.

Fuente: www.wifimouse.necta.us


La importancia de enseñar a los niños el buen uso de la tecnología en situaciones límite.

Una historia bastante impresionante se ha dado lugar en Inglaterra. El pequeño Roman, de 4 años, salvó la vida de su madre, en parte, gracias a la tecnología de Apple.

De acuerdo a 9to5Mac (vía Police.uk) la historia se desenvuelve de la siguiente manera:

La madre queda inconsciente y el niño toma el celular de la madre. Lo desbloquea usando el dedo de la mujer que yace en el suelo. Acto seguido le pide a Siri llamar al 999, que es el número de emergencias en Inglaterra. Además de lo anterior, es destacable que conozca esos procedimientos, dar su dirección y no entrar en pánico frente a toda la abrumante situación.

Méritos también para su madre, que debe haber sido quién le enseñó cómo reaccionar frente a este tipo de situaciones. La ambulancia llegó después de 13 minutos y la madre de este pequeño héroe se encuentra bien. No se detalló a qué se debió la emergencia.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=lKCz6v5yb28


Utilizar el viento como fuente de energía es ya habitual en nuestra sociedad actual, cuya gran finalidad es sustituir a los combustibles fósiles. La Corporación Industrial Minuto de Dios, así como los diseñadores del proyecto EOLO y su inventor Javier Roldán, están desarrollando un prototipo de coche eléctrico con un sistema eólico integrado que le permite recargar la batería mientras está circulando. Un desarrollo que puede marcar el futuro de los vehículos eléctricos de bajo costo en Colombia.

La aventura comenzó allá por el año 2008, cuando el inventor Javier Roldán fundó una empresa para comercializar partes de bicicletas para BMX, su deporte favorita y del que disfruta en su tiempo libre. Los beneficios obtenidos los invirtió en sistema de generación eléctrica caseros. Así llegó, tras varios prototipos y mejoras en el diseño, a construir un sistema eólico sencillo, funcional y eficiente para coches eléctricos.

A finales de 2013, la Corporación Industrial Minuto de Dios se unió al proyecto, aportando la financiación necesaria para el desarrollo del proyecto.

En la actualidad, el equipo EOLO conformado por 5 personas, está construyendo el primer prototipo de vehículo eólico que les permitirá en un futuro poder acometer el diseño y fabricación de coches eléctricos en Colombia.

¿Cómo funciona el coche eólico?

Funciona como un coche eléctrico convencional, tiene su batería y motor eléctrico como cualquier otro coche eléctrico. Lo que lo hace especial, es su sistema de generación eólica que le permite recargar sus baterías mientras que circula.

La dinámica es la siguiente, cargas tu coche eléctrico en casa o en cualquier estación de recarga, sales a la carretera con tu vehículo eléctrico y en esos desplazamientos el sistema es capaz de aprovechar el viento que le golpea para generar energía y con ella recargar su batería.

Fuente: http://ecoinventos.com/


Por lo general, Netflix publica listados de películas que veremos dentro de los próximos meses, o bien uno que otro estudio sobre el comportamiento de sus usuarios en la plataforma, pero creo que pocas veces hemos publicado ofertas de trabajo de esta empresa en nuestro sitio. A pesar de esto, la posibilidad de trabajar con Netflix existe y de una manera bastante cómoda y entretenida: traduciendo sus contenidos.

La empresa de entretenimiento se encuentra buscando traductores que les ayuden a subtitular las producciones de su catálogo, pagando una cierta cantidad de dinero por dicha tarea. La tarea es obvia, sin embargo hay que pasar por ciertas pruebas para formar parte de este -muy cool- equipo. Para esto, la compañía habilitó una plataforma llamada Hermes (link al final de la nota), en donde los postulantes realizarán distintas actividades que llevarán a determinar quiénes son merecedores de portar el noble estandarte de traductor del servicio. Lo ideal es alcanzar -o superar- un total de 80 puntos de 100 disponibles, para lo cual ayuda que las personas hablen más de dos idiomas (dato útil que nunca está de más).

Está de más mencionar que este es un trabajo como cualquier otro, por lo que evidentemente será pagado. Según publica Infobae, las cifras corresponden a minuto de pantalla con un mínimo de 10 minutos, cuyos valores están disponibles en el sitio web de Netflix.

La plataforma fue desarrollada por expertos en lingüística, quienes lograron generar un sistema que escala de 1 a 100 los resultados de los postulantes, abriéndole las puertas a todos quienes quieran colaborar con el servicio.

Fuente: https://npv.netflix.com/