Una nueva prueba de sangre puede detectar tumores cerebrales

Una nueva prueba de sangre puede detectar tumores cerebrales

Los tumores cerebrales reducen la esperanza de vida en un promedio de 20 años, pero detectarlos a tiempo es mucho más difícil de lo que se cree. Y es que los síntomas más representativos como los dolores de cabeza o los problemas de memoria podrían confundirse fácilmente con otras afecciones, como un episodio de migraña o bien depresivo.

El Dr. Paul Brennan, un profesor clínico senior y consultor honorario neurocirujano de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, explica que el 62 por ciento de los pacientes que son diagnosticados con tumor cerebral en el departamento de emergencia muy probablemente ya habrían visitado a su médico de cabecera de antemano.

Ante síntomas tan ambiguos, el método más confiable en la actualidad para hacer el diagnóstico de tumores cerebrales es hacer un escaneo cerebral, pero es un verdadero desafío determinar qué paciente requiere en verdad pasar por ese procedimiento.

“Esto se debe a que diagnosticar tumores cerebrales es muy difícil. Un dolor de cabeza podría ser un signo de un tumor cerebral, pero es más probable que sea otra cosa y no es práctico enviar a muchas personas para un escáner cerebral, en caso de que sea un tumor. El desafío es identificar a quién priorizar para un escáner urgente”.

Sin embargo, una nueva investigación presentada en la Conferencia de Cáncer NCRI 2019, propone un análisis químico de muestras de sangre, combinado con un programa de inteligencia artificial para acelerar el proceso.

Brennan trabajó junto con el Dr. Matthew Baker, lector de química en la Universidad de Strathclyde, Reino Unido, y director científico de ClinSpec Diagnostics Ltd, en un proyecto orientado a desarrollar una prueba que ayude a los médicos a decidir de manera rápida y eficiente qué pacientes tienen más probabilidades de tener un tumor cerebral.

Y lo lograron. La nueva prueba se basa en una técnica existente llamada espectroscopía infrarroja, en combinación con un programa de inteligencia artificial. La primera permite hacer un análisis de la composición química de la sangre de un individuo, mientras que la segunda permite identificar marcadores químicos que indiquen la probabilidad de un tumor cerebral.

Probando la nueva propuesta

Para probar su eficacia, los investigadores reunieron muestras de sangre de 400 pacientes con signos relacionados con tumor cerebral que habían sido remitidos a un escáner cerebral en el Western General Hospital en Edimburgo, Reino Unido.

Por medio de la nueva prueba, los investigadores pudieron identificar correctamente el 82 por ciento de los tumores cerebrales en los pacientes que sí los tenían, y al mismo tiempo descartar la presencia de la afección en 84 por ciento de los que no los tenían. Esto sugiere una baja tasa de falsos positivos, un factor muy importante para evitar diagnósticos errados y tratamientos innecesarios.

La forma más común de tumor cerebral diagnosticada fue glioma, para la cual la nueva prueba mostró un 92 por ciento de precisión para detectar qué personas lo tenían en verdad.

Una prueba relativamente sencilla

Baker indica que el nuevo test requiere solo una pequeña muestra de sangre, y podría permitir evaluar a un gran número de personas con síntomas sospechosos y de esta forma escoger mejor a quiénes necesitarían ir a un escáner cerebral con urgencia.

“Debido a que la técnica requiere solo una pequeña muestra de sangre, si ofrece el potencial de evaluar a un gran número de personas con síntomas sospechosos y dar la mejor indicación de quién necesita un escáner cerebral urgente. Esto podría acelerar el diagnóstico y reducir la ansiedad de esperar para pruebas y hacer que los pacientes sean tratados lo más rápido posible”.

Los investigadores también sugieren que este mismo método podría funcionar para diagnosticar otros tipos de cáncer difíciles de detectar, como el cáncer de ovario, pancreático, intestinal y de próstata.

 

Fuente: www.tekcrispy.com