Un pastel de reyes para endulzar la Navidad

Un pastel de reyes para endulzar la Navidad

La repostería europea se llena de frutos secos, especias y frutas confitadas en cuanto arranca la época de Adviento. Similar a dulces británicos como el plum cake, en países germanos es muy popular el Königskuchen o pastel de reyes, cuyos ingredientes en su día era un pequeño lujo que se disfrutaba el doble en esta época tan especial.

Cada familia tiene su receta con su toque especial, y permite hacer muchas variaciones jugando con las variedades de frutos o la decoración, que a veces se viste con un glaseado de azúcar o chocolate. En mi modesta opinión, no necesita nada más para ser un dulce delicioso, que gana mucho si se deja reposar al menos un día, y con el que merece la pena invertir en frutas de calidad.

Ingredientes

Para 10 personas
  • Mantequilla con sal, a temperatura ambiente220
  • Azúcar (recomendable de grano fino)120 g
  • Huevo L a temperatura ambiente4
  • Ralladura de naranja o limón (o ambos)1
  • Harina de repostería200 g
  • Maizena (almidón de maíz)100 g
  • Levadura química (2 cucharaditas)g
  • Esencia de vainillaml
  • Ron o brandy (o zumo de naranja)60 ml
  • Frutas confitadas picadas100 g
  • Uvas pasas de corinto100 g
  • Guindas confitadas para decorar
  • Almendras para decorar

 

Cómo hacer königskuchen o pastel de Navidad

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total25 m
  • Elaboración30 m
  • Cocción55 m

Combinar las frutas confitadas y las pasas (se puede hacer la mezcla que se desee, empleando dátiles, orejones o ciruelas pasas) en un cuenco y mezclar con el ron. Reservar y precalentar el horno a 170º C. Engrasar o cubrir con papel de hornear un molde rectangular tipo plum cake.

Disponer la mantequilla blanda troceada en un recipiente grande y batir con batidora de varillas para dejarla cremosa. Agregar el azúcar y batir unos minutos, bajando la masa de vez en cuando si se sube por las paredes, hasta que quede una crema esponjosa.

Comenzar a echar los huevos, uno a uno, batiendo un poco después de cada adición. Echar también la ralladura cítrica y la vainilla, batir y agregar las harinas con la levadura. Batir a velocidad suave hasta casi incorporarlo todo.

Finalizar incorporando la mezcla de frutas con todo el jugo que haya quedado del ron o zumo, y mezclar suavemente hasta tener una masa homogénea. Llevar al molde y cubrir con almendras crudas y guindas partidas por la mitad, o con otras frutas.

Hornear durante unos 50-55 minutos, o hasta que al pinhar en el centro con un pillo salga limpio. Esperar unos 5-10 minutos fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla. Al día siguiente está más rico.

 

Fuente: directoalpaladar.com