Tener un pato como mascota

Tener un pato como mascota

¿Te habías planteado alguna vez tener un pato como mascota? ¡Es posible tener uno como animal de compañía! Eso sí, si decides tenerlo es para tratarlo como se merece. ¡Es una gran responsabilidad que debes asumir para garantizar su bienestar!

Cómo es tener un pato como mascota

Los patos pueden ser mascotas realmente sorprendentes. Son cariñosos, divertidos y sociables, siempre y cuando se les trate con amor y respeto.

pato como mascota

En libertad no se les suele ver solos, siempre van en parejas o en grupos. Pueden pasarse el día buscando alimentos, pero por la noche se reencuentran para dormir juntos.

Por este motivo, es esencial que si tienes un pato como mascota, interactúes mucho con él para que no se sienta solo y tenga una vida sana y feliz.

Además, son capaces de responder ante el sonido, ¡por lo que puedes ponerle un nombre a tu patito para llamarle por él!

El hábitat del pato como mascota

Lo natural es que los patos vivan en sitios amplios, por lo que si tu casa es un pequeño apartamento, quizás te debas replantear el tener un pato como mascota.

Si adoptas a un patito casi recién nacido, debes saber que hay que tratarlos con mucho cuidado, ya que aún son muy frágiles. Mantén al animal en un sitio seco y cálido con buena ventilación. Puede ser una caja cuya base recubras con paja.

Saca al pato todos los días de la caja para que pueda corretear, pero siempre con supervisión y dentro de tu hogar. Cuando tenga unos dos meses de vida, ya podrá empezar a disfrutar al aire libre, siempre y cuando la temperatura exterior sea agradable.

Los patos necesitan nadar y asearse en el agua, así que lo ideal sería que cuentes con un jardín o terraza amplia donde haya una fuente o piscina para que puedan meterse cuando lo deseen, además de espacio para caminar con libertad.

pato como mascota

Deben contar también con una zona propia donde puedan refugiarse, como un gallinero o conejero.

Como comentamos antes, los patos son muy sociables y necesitan compañía. Si es posible, plantéate la posibilidad de tener dos para que convivan juntos. Si este es caso, asegúrate de que el refugio es lo suficientemente amplio para ambos.

Cuidados del pato

Alimentación

Los patos son animales omnívoros y necesitan entre 170 y 200 gr de comida diaria. La alimentación natural de un pato se compone, en su mayoría, de verduras, legumbres, frutas y semillas, completando la dieta con pequeños peces e insectos.

Si vas a tener un pato en casa, debes tener en cuenta que existen piensos para ellos en tiendas especializadas, pero su consumo habitual en grandes cantidades puede provocarle sobrepeso.

Por ello, lo mejor es que alimentes a tu pato con comida natural. ¡Y no te olvides del agua limpia y fresca siempre a su alcance!

pato como mascota

Higiene

A los patos les gusta asearse y por eso disfrutan en el agua. También les gusta mantener limpio su nido o refugio, pero nosotros debemos echarle una mano.

Para ello, vigilaremos si han quedado restos de comida de un día para otro y si es así los retiraremos para que no se pudran en el plato. Lavaremos con frecuencia su comedero y bebedero, cambiaremos el agua todos los días y limpiaremos sus excrementos.

Recuerda que una mascota no es un capricho, es una responsabilidad y en el caso de los patos, una responsabilidad con una esperanza de vida que puede llegar a los 15 años.

 

Fuente: wakyma.com