Refréscate con fruta: ideas para hacer los mejores batidos y smoothies y cómo presentarlos para que sean irresistibles

Refréscate con fruta: ideas para hacer los mejores batidos y smoothies y cómo presentarlos para que sean irresistibles

Dejando momentáneamente a un lado el debate de por qué llamamos smoothies a los batidos -no, no son lo mismo-, venimos a reivindicar estas elaboraciones en casa aprovechando que ya empiezan a rebosar los mercados de frutas de temporada. Más nutritivos que los zumos y mucho más saludables que los refrescos, los batidos y smoothies pueden ser además deliciosos.

Ahora que ya va llegando poco a poco el calor, merece la pena recordar que son bebidas muy fáciles de preparar en casa y que siempre apetecen incluso cuando más suben las temperaturas y se nos escapa el apetito. Aunque singuen sin ser un sustituto de la fruta al natural, podemos disfrutarlos de vez en cuando para aprovechar la riqueza vegetal de temporada.

Batidos y smoothies para disfrutar (no para adelgazar)

Batido Fresa LinoBatido de plátano y fresas con semillas de lino

Dejemos claro desde el principio que los batidos detox son un error y que ni sirven ni son saludables de cara a planificar una pérdida de peso. Estas bebidas pueden ser un complemento de una dieta equilibrada, una forma sencilla y muy apetecible de hidratarnos y nutrirnos especialmente cuando suben las temperaturas.

Tampoco son para tomar en exceso todos los días porque siempre es más recomendable masticar la fruta y verdura, y en un batido es más fácil ingerir grandes cantidades sin darnos cuenta o antes de sentirnos saciados. Pero sí son más saludables y nutritivos que los zumos, al incorporar toda la fibra y pulpa original.

Batidos Botellas

Recordemos además que los batidos pueden ser también un postre más ocasional, pues antes de ponerse de moda como bebida “sana” el referente eran los milkshakes típicos americanos. Y ahí está la raíz de la diferencia entre batidos y smoothies; los segundos suelen ser mucho más espesos y densos, no siempre tienen ingredientes lácteos y a menudo añaden ingredientes extra como verduras, frutos secos o semillas.

La gran ventaja de los batidos y smoothies es que son muy fáciles y rápidos de preparar, perfectos para disfrutar al instante o para llevar. Se pueden tomar en cualquier parte y sientan de maravilla cuando más calor hace. Estupendos para recuperar rápidamente tras practicar deporte y también para servir en una fiesta o con invitados en casa, y suelen gustar mucho a los niños.

Zumos, refrescos y batidos: diferentes, pero no tanto

Zumos, refrescos y batidos: diferentes, pero no tanto

Ya sea un smoothie verde nutritivo para desayunos a la carrera, o un suculento batido de helado y chocolate como capricho ocasional, hay tres reglas de oro para que sean irresistibles: utilizar los mejores ingredientes, conseguir una textura homogénea y cremosa, y presentarlos de forma original y apetecible.

Recetas de batidos y smoothies para hacer en casa

Aunque hemos dicho que, en teoría, un smoothie es mucho más espeso y nutritivo que un batido más corriente, en la práctica las fronteras entre una cosa y otra se difuminan bastante. Sea como sea, os proponemos algunas recetas para probar en casa esta temporada.

BatidosBatido verde para el desayuno y smoothie de arándanos y plátano

Lo ideal es no tener que añadir ningunos azúcares extras, dejando que sea la propia fruta natural la que endulce la bebida. Para espesar podemos añadir ingredientes más densos como el aguacate o frutas menos acuosas congeladas, como el plátano, un básico de los smoothies veraniegos. Si queremos más fibra y vitaminas podemos agregar verduras en crudo -zanahoria, espinacas, col, remolacha- o lácteos como el yogur o un queso cremoso.

 

FUENTE: www.directoalpaladar.com