Mousse helada de lima y queso crema: receta fresca para quedar como un rey

Mousse helada de lima y queso crema: receta fresca para quedar como un rey

Un guiño a aquellos antiguos helados presentados en un recipiente de plástico imitando un limón o naranja

Ingredientes

Para 4 personas
  • Lima6
  • Azúcar130 g
  • Queso crema150 g
  • Nata líquida para montar100 ml
  • Hojas de menta fresca

Cómo hacer mousse helada de lima y queso crema

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total20 m
  • Elaboración20 m
  • Reposo20 m

Comenzaremos lavando y secando las limas y cortándoles la parte de arriba. Con un cuchillo afilado quitar la pulpa dejando el interior de la cáscara limpio y guardando el zumo, en el caso de que los presentéis en recipientes podéis hacer este paso sin tanto cuidado, simplemente cortando las limas a la mitad. Reservar.

En un cacito echamos 100 ml de zumo y pulpa y le añadimos el azúcar, lo hacemos hervir durante dos minutos hasta que se forme un jarabe, lo colamos y dejamos enfriar durante veinte minutos.

Una vez que pase el tiempo en el vaso de una batidora con varillas echamos la nata líquida bien fría y el queso crema, montamos los dos ingredientes juntos y cuando hayan aumentado de volumen le añadimos en hilo fino el jarabe de lima y azúcar, incorporándolo hasta que quede una crema suave.

Si tenemos heladora echamos la mezcla en ella durante veinte minutos hasta que este cremoso, si no la tenemos echamos la mezcla en un recipiente apto para congelador y vamos removiendo cada media hora durante dos o tres veces.

Una vez acabado el tiempo de la heladora o bien de congelador, metemos la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenamos las cáscaras o los recipientes elegidos. Dejamos de nuevo quince minutos en el congelador y servimos rápidamente.

Mousse helada de lima y queso crema

Con qué acompañar la mousse helada de lima y queso crema

La mousse helada de lima y queso crema se sirve espolvoreada con ralladura de lima y acompañada de unas hojitas de menta. Es un postre para los verdaderamente amantes del sabor ácido, pues el zumo de lima es mucho más potente que el limón, aunque siempre podéis sustituir la lima por éste otro cítrico si sois de sabores más suaves.

FUENTE: www.directoalpaladar.com