Las 70 mejores películas de la historia del cine (parte 6)

Las 70 mejores películas de la historia del cine (parte 6)

51. Toy Story (1995)

toy-story

Director: John Lasseter

El primer largometraje de Pixar supuso un cambio radical en la forma de hacer y ver cine de animación.

Un guión perfecto, personajes entrañables, un ritmo endemoniado y un profundo amor por el arte de contar historias hacen de Toy Story un clásico capaz de hacerte reir, llorar y vibrar sin apartar un solo segundo la vista de la pantalla.

52. Alien (1979)

alien

Director: Ridley Scott

Obra maestra de Ridley Scott y un auténtico prodigio de la narración, del diseño de producción y de la música.

Fascinante, oscura, marcó el género de terror y de ciencia ficción para siempre y se mantiene fresca e innovadora a pesar del paso del tiempo.

53. Blade Runner (1982)

blade-runner

Director: Ridley Scott

Ciencia ficción metafísica para adultos mezclada con el género noir.

Una distopía futurista llena de escepticismo, melancolía y hartazgo vital aderezada por la música de Vangelis.

54. Lo que el viento se llevó (1939)

scarlett

Director: Victor Fleming

Romance, drama épico, aventuras… Todo y más cabe en esta mítica película que todo el mundo debería ver (por lo menos) una vez en la vida. Un legendario melodrama de gran éxito y clamor popular acerca de la fugacidad de las cosas: el tiempo, las oportunidades, el amor.

Scarlett O´Hara y Rhett Butler son, sin duda, dos de los mejores personajes del mundo del cine y Lo que el viento se llevó, un icono de la época dorada de Hollywood y un mito absoluto del siglo XX.

55. La ventana indiscreta (1954)

ventana-indiscreta

Director: Alfred Hithcock

Una lección de lenguaje y narración cinematográfica, con un brillante manejo del punto de vista.

Obra maestra de minucioso detallismo con un crescendo dramático de infarto. Un juego divertido y enrevesado sobre el voyeur que todos llevamos dentro.

56. Goodfellas (1990)

godfellas

Director: Martin Scorsese

Conocida como Uno de los nuestros en España y Buenos muchachos en Hispanoamérica, esta obra cumbre del cine scorsesiano atesora todas sus obsesiones y logros narrativos y estilísticos.

Su fuerza narrativa y su vanguardismo estético se unen a un ritmo y una intensidad brutal hacen de ella una pieza clave de nuestro imaginario cinematográfico.

57. Crímenes y pecados (1989)

delitos-faltas

Director: Woody Allen

Una compleja y adulta tragicomedia que narra dos historias paralelas y aparentemente opuestas que convergen en un sincero y devastador final.

La película plantea cuestiones sobre la vida, la muerte, la verdad, la moral y Dios, con un tono más pesimista de lo habitual en el director y poniendo a prueba la ética del espectador.

58. One Flew Over the Cuckoo’s Nest (1975)

nido-cuco

Director: Milos Forman

En España, Alguien voló sobre el nido del cuco; en Argentina, Atrapado sin salida; en México, Atrapados sin salida. Basada en la novela homónima de Ken Kesey, destaca especialmente por la que puede ser la mejor actuación de Jack Nicholson.

Una denuncia a los manicomios e instituciones mentales y una oda al despertar a la libertad de los individuos.

59. Matar a un ruiseñor (1962)

matar-ruiseñor

Director: Robert Mulligan

No sólo destaca por una realización sobresaliente y unos interpretaciones magistrales, sino por atrapar desde el comienzo con la capacidad de llevar al espectador a un mundo puramente cinematográfico y, al mismo tiempo, tan real como la vida misma. Por sus valores puramente humanos podría servir como objeto de estudio en cualquier escuela.

El enfoque de los niños ante las incomprensibles actitudes de los adultos es el tema principal de esta película basada en uno de los libros más leídos del siglo XX y ganador del premio Pulitzer. El Atticus Finch encarnado por Gregory Peck ha sido elegido en numerosas ocasiones como el más grande héroe de ficción del cine estadounidense.

60. La noche del cazador (1955)

noche-cazador

Director: Charles Laughton

Uno de los mejores villanos de la historia del cine en una de las películas más fascinantes y perturbadores que se han hecho sobre el mal, los miedos y las pesadillas infantiles.

Desconfiad de los falsos profetas que se cubren con pieles de cordero pero que en su interior son fieros como lobos. Por sus frutos los conoceréis.

Fuente: superaficionados.com