Facebook podría tener más usuarios muertos que vivos en los próximos años

Facebook podría tener más usuarios muertos que vivos en los próximos años

Luego de los escándalos de privacidad protagonizados por Facebook en los últimos 18 meses, no es extraño que las personas no estén acudiendo masivamente a la red social. De hecho, un estudio reciente realizado por Edison Research reveló que para 2019, Facebook acumula 15 millones de usuarios menos que en 2017.

Sin embargo, esto no necesariamente tiene que ser una señal de que las personas utilizan menos Facebook que antes. Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford ha revelado que la cantidad de perfiles de usuarios fallecidos podrían superar a los de usuarios vivos en los próximos 50 años.

Los investigadores del Instituto de Internet de Oxford (OII, por sus siglas en inglés) han predicho que cerca de 1,400 millones de usuarios de la red social de Mark Zuckerberg fallecerán antes del año 2100. Ante este escenario, la cantidad de perfiles memoriales podrían superar en número a los de usuarios vivos para el año 2070. Los académicos señalan que esta estimación depende en gran medida del ritmo con el que crezca Facebook. Desde marzo de 2019, en la plataforma se mantienen activos 2,380 millones de usuarios cada mes.

¿Cuál es la importancia de esto? Pues bien, la privacidad vuelve a ser el tema central. Con esa cantidad de personas conectadas mediante una red social cuyo crecimiento es del 13 por ciento anual, Facebook representa un gigantesco tesoro de datos personales. En este sentido, los investigadores del OII han manifestado su preocupación sobre la manera en que estos datos pueden ser utilizados luego de que ya no estemos presentes.

El estudiante de doctorado y autor principal de este estudio, Carl Öhman, afirmó que estas cifras plantean nuevas interrogante acerca de quién tomará control de todos estos datos una vez hayamos fallecido, además de la forma en cómo deben gestionarse en pro de un interés favorable para familiares, amigos, e incluso historiadores que busquen comprender el comportamiento humano en nuestra era. A través de un comunicado, Öhman dijo:

La gestión de nuestros restos digitales afectará eventualmente a todos los que utilizan los medios sociales, ya que todos nosotros algún día falleceremos y dejaremos nuestros datos atrás. Pero la totalidad de los perfiles de usuario fallecidos también equivale a algo más que la suma de sus partes. Es, o al menos llegará a ser, parte de nuestro patrimonio digital mundial.

Específicamente, la principal duda tiene que ver con la entidad o persona que controlará estos datos: ¿será Facebook o nuestros familiares? El coautor del estudio, David Watson, considera que nunca antes en la historia de la humanidad se habían almacenado en un mismo lugar tantos datos sobre la cultura y el comportamiento del ser humano, por lo que quien tenga el control de este “archivo de datos”, tendrá una indudable capacidad de manipular la historia.

Por ello, los investigadores sugieren que estos datos no deben estar bajo el control de una sola empresa, además de asegurar que las generaciones venideras tendrán acceso a esta información para comprender su pasado.

En este sentido, los académicos han hecho una invitación a Facebook para que los profesionales de la historia, arqueólogos y expertos en ética analicen el legado que dejarán los usuarios tras su fallecimiento, para de esta forma facilitar estudios posteriores sobre la llamada “muerte en línea”.

En todo caso, el usuario puede manejar esta situación de dos formas: solicitando que su cuenta y todos sus datos se borren permanentemente, o dejar a un contacto encargado para que informe a la red social sobre tu muerte. En este último caso, tu cuenta pasará a ser un “perfil memorial”.

FUENTE: www.tekcrispy.com