El extraño fenómeno que afecta a los glaciares de Sudamérica

El extraño fenómeno que afecta a los glaciares de Sudamérica

El glaciar Perito Moreno en Argentina tiene enormes extensiones debido a que las precipitaciones de nieve allí son mayores y la temperatura es menor, con lo cual la producción de hielo es tal que termina por escurrir montaña abajo. Foto: Sergio Reyes Díaz El glaciar Perito Moreno en Argentina tiene enormes extensiones debido a que las precipitaciones de nieve allí son mayores y la temperatura es menor, con lo cual la producción de hielo es tal que termina por escurrir montaña abajo. Foto: Sergio Reyes Díaz
Cuando se habla de cambio climático se suele pensar en el incremento de temperaturas ocasionado por las enormes emisiones de dióxido de carbono hacia la atmósfera, y es común asociar el derretimiento de los glaciares a esa condición climática.

Sin embargo, hay otro peligro, mucho menos conocido, que tiene en alerta a los expertos. Se trata de la reducción en las precipitaciones de nieve, materia prima de los glaciares.

De acuerdo con el informe ‘Glaciares de Colombia, más que montañas con hielo’, así se produce un glaciar: las capas de nieve más nuevas –que caen en las cumbres de las montañas y en las altas latitudes– van tapando a las capas más antiguas. Con el paso de los años, el peso y la presión lleva a la nieve a un estado conocido como sinterización, que básicamente es una compactación tal de los cristales de nieve que los convierte en hielo.

 

Según Germán Solveyra, director del Parque Nacional Los Glaciares de Argentina, el decrecimiento en las precipitaciones es una realidad y es muy preocupante. En sus palabras, “la generación de hielo ha decaído muchísimo, por ese motivo el balance entre el aporte [de nieve] en las áreas superiores y la pérdida glaciaria en las áreas inferiores, es altamente negativa”.

La mayoría de glaciares argentinos y colombianos nacen en montañas. Muchos de Argentina tienen origen en los picos del Campo Patagónico Sur, mientras que los de Colombia se ubican en cumbres como el Volcán Nevado Santa Isabel, el Nevado del Tolima, el Nevado del Ruíz, la Sierra Nevada de Santa Marta, la Sierra Nevada del Cocuy y el Volcán Nevado del Huila.

A diferencia de los glaciares colombianos, que se suelen ubicar solo en las cumbres, los argentinos –por su ubicación geográfica– tienen enormes extensiones debido a que las precipitaciones de nieve allí son mayores y la temperatura es menor, con lo cual la producción de hielo es tal que termina por escurrir montaña abajo y dar pie a glaciares tan famosos como el Perito Moreno.

 

Fuente: Semana.com