25 juegos para divertirse en familia – Parte 5

25 juegos para divertirse en familia – Parte 5

Juegos, juegos y más juegos sencillos, rápidos y que no requieren de muchos preparativos para pasar ratos divertidos jugando en familia. Juegos para jugar en momentos de espera, en sobremesas, tardes de verano, trayectos en coche… ¡Te van a encantar!

Crear momentos de conexión y juego en familia es mucho más sencillo de lo que te parece. Vasta con tener ganas de jugar, de conectar y compartir.

Si tienes ganas de esto, la magia surge sola. Bueno, y si tienes ideas en mente, mejor. Y es ahí donde entro yo a echarte un cable y hacerte acordar de juegos muy sencillos que jugabas en tu infancia y algún otro de cosecha o tuneo propio.

Lo interesante es que se cree esa atmósfera de pertenencia y bienestar que genera el juego cuando es compartido en familia, generando en nuestro interior, vínculos para toda la vida.

Estos juegos que te comparto están pensados para jugar en cualquier momento y son ideales también para esos momentos de espera (durante un viaje, esperando el autobús, en la consulta del médico, en un restaurante…), en una sobremesa (nosotros lo hacemos durante el año mientras comemos el postre de la cena y podemos pasar un rato toda la familia junta disfrutando con los juegos), o en cualquier momento que os apetezca.

  1. Palabras encadenadas. La idea es ir encadenando palabras por turnos donde la palabra ha de empezar por la última letra o sílaba (si lo quieres hacer más difícil) de la palabra que acaban de decir.
  2. Palabras al revés. Di una palabra de dos sílabas pero con el orden invertido (LOR-CA= CA-LOR) y los niños han de adivinar de qué palabra se trata. Es tan simple como que repitan muchas veces y rápido esas sílabas para que aparezca la palabra escondida. Ya verás como no paran de buscar y probar palabras así ellos mismos.
  3. Nudo humano. Divertido también jugar con muchas personas. Una persona sale fuera de la sala y el resto forma un corro que se ha de entremezclar sin separar las manos, creando un nudo humano. Una vez hecho el nudo, la persona que está fuera pasa y ha de procurar desliar el nudo sin que se suelten las manos.
  4. Bolsa sensorial. Coge diferentes objetos que encuentres cerca o los tesoros de la naturaleza que te hayan traído y seguro llevas en el bolso. Mételos en una bolsa opaca y pide a cada niño que meta la mano. Sin mirar, sólo con el tacto, ha de adivinar de qué objeto se trata. Un juego sensorial que puedes simplificar enseñando antes los objetos que vayas a esconder.
  5. Dibujando historias. Es algo que nos encanta y que en casa es el juego por excelencia de la más pequeña. En una hoja en blanco una persona va contando un cuento y lo va dibujando a la vez, quedando al final un dibujo del cuento contado. Nosotros hacemos también la versión cooperativa donde entre todos vamos dibujando partes o si no también lo contamos con sellos como te contaba en «Cómo crear historias para niños y estimular la creatividad».

Esperamos que te hay gustado!!