En la mañana o en la noche dedica un tiempo especial para hablar con Dios, permitele entrar en tu vida, conocer tu corazón, reposar en su presencia y escuchar el mensaje que diariamente tiene para tí. Génera un cambio y en medio del andar diario, presentate en el lugar santísimo para hablar con Dios.

Lunes a Viernes7:00 am y 7:00 pm